Barra Catalana

Tiene un ligero toque de harina de centeno y malta para realzar el sabor y el aroma.

Es un pan rústico hecho de una forma totalmente artesanal, con una fermentación muy prolongada totalmente natural y con un alto porcentaje de hidratación para conseguir un pan con una corteza fuerte e intensa y una miga de lo más esponjosa.

De gran versatilidad, está indicado para prácticamente todas las aplicaciones imaginables, pero untado con tomate y aceite de oliva acompañando un buen jamón o un buen queso es una delicia.

Volver